¿Cómo aparcar en batería paso a paso?

En el artículo de hoy queremos contarte algunos detalles sobre cómo aparcar en batería paso a paso.

Sin duda es el tipo de aparcamiento más habitual en los estacionamientos, aquí puedes ver todos los tipos de estacionamientos. En este método de aparcamiento, los coches suelen quedar en posición recta o en diagonal, generalmente. A veces también se habla de que los coches quedan orientados hacia adentro o hacia afuera.

Todos esos estacionamientos de supermercados, centros comerciales, con plazas delimitadas en serie, suelen imponer el aparcamiento en batería. Se trata de un tipo de aparcamiento en el que hay que tener mucho cuidado, porque puedes golpear a los coches a cada lado de tu área de parking.

En esta entrada, conocerás a fondo los pasos para aparcar en batería de manera perfecta, y en un artículo anterior vimos los pasos para aparcar en línea.

¿Cómo aparcar un coche en batería a la primera y fácil?

En esta ocasión, vamos a describir el proceso de aparcar coche en batería en reversa. Porque realmente cuando se realiza el proceso de estacionar un coche en batería de frente, el proceso se considera muchísimo más sencillo. En dicho caso, todo se simplifica a la dirección de las llantas.

Es decir, giras las llantas en dirección a la plaza que deseas ocupar y con mucha cautela aceleras, observando cómo el coche se va introduciendo. Realmente no tiene tanta ciencia como si lo supone el proceso de aparcar en batería en marcha atrás que es como se debe estacionar. De hecho, tienes que estar más atento a los espejos del coche.

Como aparcar en batería paso a paso

Un buen motivo para estacionar marcha atrás es que generalmente la parte trasera del coche queda más elevada y será más difícil golpear el paragolpes inferior con el bordillo si está algo elevado.

  1. Para lograr el estacionamiento, es importante que tengas como referencia el borde del coche previamente estacionado. Debes lograr que coincida la parte trasera de tu coche, (o bien, la que vendría a ser la zona cajuela) con el parachoques. ¿Qué pasa si no existe un coche ahí?
  2. Entonces tomas como referencia, las líneas de señalización de la plaza. Tienes que considerar que, si la parte trasera de tu coche está alineada con dicha señalización, eso quiere decir, que tu sitio a ocupar será justamente la plaza de al lado de ésta misma. Ahora gira el volante en dirección a la zona de parqueo.
  3. Si la pared, el bordillo o el límite de la señalización está a la izquierda, giras el volante hacia la izquierda. Si está hacia la derecha, entonces giras el volante hacia la derecha. Al hacer esto, las llantas quedarán orientadas hacia dicha zona.
  4. Ya verás que cuando empieza a dar reversa, cuando el coche retrocede, la parte trasera del coche empieza a introducirse en la plaza. Con mucha precaución, con mucha calma, vas desplazándote hacia atrás. Va a llegar un punto en que el coche se encuentre alineado de tanto retroceder.
  5. Si existe un bordillo, es muy posible que las llantas frenen el movimiento en retroceso. Eso suele ocurrir en el caso de los conductores poco experimentados. Pero a la vez, si es tu caso, el contacto de las llantas con el andén te informará que ya es el momento de detenerte.
  6. Sin embargo, la referencia que debes tener en cuenta, principalmente, es que el coche quede en posición recta. Si observas las líneas de parqueo de la plaza ubicada enfrente tuyo, éstas mismas te servirán de referencia para ser consciente que ya el coche está perfectamente orientado.

Vídeo explicativo


Referencias y trucos para estacionar a izquierda y derecha en batería

Son varios los consejos a tener en cuenta para lograr un buen aparcamiento en batería. Ya esta bastante claro el consejo de tener en cuenta la orientación en línea recta. Para eso, puedes usar tu propia intuición, como también los espejos laterales y el espejo retrovisor del coche.

Ya se dijo también que las líneas en vertical de la plaza de enfrente, tal como ocurre en los estacionamientos de los supermercados también te servirán de referencia. Realmente, esa parte de alineamiento final es considerada cómo la más esencial y en la que más debes tener cuidado.

Sin embargo, otros consejos a considerar es que antes de dar marcha atrás, debes activar las luces de señalización para que los coches detrás de ti entiendan que vas a estacionarte.

Igualmente, es prudente que exista una distancia de medio metro entre la parte trasera de tu coche y la parte frontal del coche estacionado en la plaza. Esta distancia es muy importante, porque a la vez definirá la distancia existente entre las puertas de los coches a cada lado del tuyo.

Ten en cuenta que cuando la rueda trasera de tu coche, rebasa el faro frontal del vehículo aparcado a un lado, puedes estar seguro de que no vas a golpearlo. Mientras tengas las ruedas orientadas en la misma dirección, puedes retroceder con la seguridad de que te emplazarás adecuadamente.

Finalmente, el gran consejo de siempre: realiza el proceso de marcha atrás, de retroceder, con calma.

Como salir de un aparcamiento en batería

A continuación realizamos la descripción para salir de un aparcamiento en batería:

  1. En primer lugar como hemos aparcado marcha atrás, la primera parte en salir será la delantera de nuestro coche lo que nos da ventaja para tener una buena visibilidad que si lo hubiéramos hechos al revés.
  2. Al salir es posible salir hacia la izquierda o derecha, esto dependerá de la calle a la que vayamos a incorporarnos. Si dispone de líneas continuas o discontinuas, en el segundo caso será posible incorporarnos a cualquiera de los lados.
  3. Debemos ir saliendo poco a poco hasta donde tengamos buena visibilidad para mirar en ambos lados que no viene ningún vehículo y es posible incorporarse en condiciones de seguridad.
  4. Debemos salir con las ruedas rectas hasta que la mitad aproximadamente de nuestro vehículo esté fuera del aparcamiento, a continuación debemos girar el volante hacia el sentido donde vayamos a incorporarnos de manera completa para continuar nuestra marcha hasta enderezar de nuevo la dirección. Siempre dejando los espacios adecuados para no colisionar con vehículos que permanecen estacionados.

Se recomienda hacer este tipo de incorporación a una velocidad adecuada y siempre en condiciones de visibilidad y seguridad.